Tierra, aire, agua y fuego: así es una fábrica sostenible

Martorell,  05 junio 2019

  • SEAT ha reducido en un 34% su impacto medio ambiental desde 2010 y tiene como objetivo alcanzar el 50% en 2025
  • Pavimentos que descontaminan, chimeneas eficientes o la mayor planta solar de la industria automovilística europea, algunos de los proyectos
  • En el horizonte, reducir aún más las emisiones contaminantes y los residuos gracias a la economía circular

Aire: chimeneas sostenibles. Un ahorro anual de 11,7 GWh en el consumo de gas natural, el equivalente a lo que necesitan unos 2.400 domicilios españoles en todo un año. Es lo que ha conseguido SEAT con una instalación que recupera la energía que se emite en los hornos de secado de carrocerías en uno de los talleres. El aire que emanan las chimeneas calienta un circuito de agua, que se aprovecha posteriormente en los procesos del área de pinturas.

Gracias a esta iniciativa, se dejan de emitir 2.400 toneladas de CO2 cada año, el equivalente a las emisiones de 2.200 vuelos de avión entre Madrid y Nueva York.

Agua: un océano de pintura. En el taller de pinturas es donde se consume más agua, más de la mitad del total. Los tratamientos de superficie de la carrocería, las cabinas de lavado y las que se destinan al pintado definitivo del coche son los principales usos que obligan al consumo de agua. Pero es precisamente en este taller donde más se está ahorrando. El rociado de la pintura va dirigido al vehículo, pero una pequeña parte escapa al proceso y cae sobre una balsa de tratamiento. “Aquí adicionamos los productos químicos necesarios para separar la pintura del agua que, una vez limpia, es devuelta al proceso en un circuito totalmente cerrado”, explica el Dr. Casas.

Otro de los puntos que genera un consumo importante es la prueba de lluvia, cuando se comprueba la perfecta estanqueidad del vehículo, sometiéndolo a más de 150 litros de agua por metro cuadrado durante un recorrido de seis minutos. También aquí se utiliza un circuito cerrado. “Recogemos y conducimos toda el agua que estamos empleando a un circuito de depuración. Posteriormente la devolvemos de nuevo al proceso”, explica el Dr. Casas.

Fuego: el Sol como fuente de energía.  Durante muchos años se creyó que el Sol era una bola de fuego. Esa creencia ha sido desterrada, pero el poder energético de este astro se mantiene intacto. Un buen ejemplo es SEAT al Sol, la mayor planta solar de la industria automovilística en Europa: 53.000 paneles situados sobre los talleres de la planta y sobre las campas de exportación, una extensión de 276.000 m2 (equivalente a 40 campos de fútbol) y 17 millones de KWh anuales generados sin emisiones contaminantes. “Se evitan unas emisiones de 4.250 TnCO2 al año, equivalente al CO2 absorbido por unos 700.000 árboles”, apunta el Dr. Casas.

También relacionado con la luz, SEAT también ha sustituido las luminarias convencionales por LED de alta eficiencia en el interior y exterior de los centros de producción lo que supone una reducción anual de energía equivalente al consumo de 1.000 hogares.

Y además, el bosque de SEAT: los empleados de la compañía han contribuido a la creación de un jardín botánico en el parque de Can Casas, en Martorell, con la plantación de 80 árboles de distintas especies autóctonas, así como de un espacio para la protección de la rana Hyla Meridionalis. Cada ejemplar de árbol lleva un código QR para consultar, vía teléfono móvil, toda la información de cada especie.

En cifras…

Reducción del impacto ambiental 2010-2018: 34%

En energía: 22%

En agua: 31%

En CO2: 63%

En residuos: 34%

En disolventes: 22%


SEAT Comunicación
  

Gemma Solà
Content&Platforms Management
M/ +34 639 944 087
gemma.sola@seat.es

Vanessa Petit
Content Generation
M / +34 680 153 938
vanessa.petit@seat.es