Para gustos, colores

Martorell,  19 agosto 2019

  • El blanco es el color de coche más elegido en todo el mundo, seguido del negro y del gris
  • En India no hay prácticamente vehículos negros mientras que en los países mediterráneos el rojo funciona especialmente bien
  • La climatología, gustos y supersticiones influyen en la elección del color

El negro y el gris, detrás: el negro es el segundo color a nivel mundial, con un 16% de cuota. Pero de nuevo las diferencias por países son muy significativas. En Japón el 22% de los vehículos son de esta tonalidad, mientras que la India es prácticamente inexistente, en parte por la creencia de que el negro concentra más calor. En SEAT, es especialmente popular en Argelia y Holanda. En cambio, en México el negro baja hasta la sexta posición de la lista. Y como curiosidad, se trata de un color prohibido oficialmente en Turkmenistán, por asociarlo a la mala suerte.

En el caso del gris, un 11% de los clientes a nivel mundial lo eligen, empatado con el plata, según Axalta. Este último es especialmente popular en India, con un 30% de cuota. En el otro extremo, solo un 6% de los clientes chinos optan por el color plata. Para SEAT, el gris es la segunda tonalidad más popular en países como Alemania, España, el Reino Unido, Francia, Italia, Austria y Suiza.

“Hay muchos factores que explican las diferencias entre regiones. Desde la climatología a colores que se asocian con buena o mala suerte, pasando por países donde el coche es todavía un símbolo de estatus y por lo tanto los clientes optan por colores más elegantes. Es por eso que diseñamos formulaciones complejas para darle un valor más al cliente para escoger un color perfecto para su forma de ser. No podemos olvidar que el cliente escoge el modelo y el color, siempre por este orden”, razona Jordi Font de SEAT.

Rojo mediterráneo: fuera del podio, las particularidades de cada región son aún más evidentes. Por ejemplo, en Europa y Estados Unidos, el azul ocupa un puesto destacado, con un 10% de cuota, mientras que en China es prácticamente inexistente.     

Los países mediterráneos se decantan por tonalidades más vivas. En España el rojo es el tercer color más popular entre los clientes de SEAT, y en Italia ocupa la cuarta plaza, mientras que en mercados como Suiza cae hasta la sexta posición.

Por segmentos: no sólo influye la geografía. También es básico el tipo de coche. “Un deportivo no tendrá la misma gama cromática que un SUV, que precisa de tonos más vinculados a la tierra y a la naturaleza. Los coches pequeños pueden tener tonos más llamativos y homogéneos, mientras que los vehículos más grandes tienen tendencia a los oscuros metalizados”, según Font. Por ejemplo, el 34% de los SUV de lujo en Europa son negros, mientras que en el caso de los compactos ese porcentaje se reduce a la mitad. En cambio, solo un 3% de los clientes de SUV lujosos optan por el rojo, un porcentaje que en el caso de los compactos se eleva al 10%.

Infinidad de gustos, pero un sentimiento compartido: elegir el color que mejor se adapte a cada conductor. “El diseño es un factor decisivo a la hora de decantarse por un modelo, y aquí los colores y los materiales juegan un papel esencial. No podemos olvidar que escoger el color es un tema realmente muy personal y que expresa como se quiere mostrar cada uno a los demás. E incluso añadiría que el futuro vendrá marcado por personalizar aún más las opciones, como en el caso del Arona, que permite 68 combinaciones de colores”, concluye Jordi Font.


SEAT Comunicación
  

Elisabet Anglada
Head of Content Activation
M/ +34 689 282 093
elisabet.anglada@seat.es

Vanessa Petit
Content Generation
T / +34 680 153 938
vanessa.petit@seat.es