Concept car de CUPRA

Así se diseña un concept 100% eléctrico

Martorell, 09 septiembre 2019

  • El vehículo eléctrico es ya una realidad que transforma todas las áreas del sector el automóvil, como el diseño
  • La aerodinámica es un factor clave para conseguir más autonomía y se prescinde de elementos innecesarios como las rejillas de ventilación
  • A pesar de los cambios, el amor por el detalle y la voluntad de emocionar al público siguen siendo los mismos, como demuestra el diseño del Tavascan

El coche eléctrico es ya el presente de la automoción. Su irrupción provoca cambios en todo el proceso de desarrollo y producción de un coche, empezando por el diseño. ¿Qué elementos desaparecen? ¿Cómo potenciar la autonomía desde el diseño? ¿Qué nuevos materiales entran en escena? Lo descubrimos sobre el diseño del Tavascan, el nuevo concept car de CUPRA, un SUV coupe 100% eléctrico.

-  La aerodinámica, clave: “Al diseñar un modelo eléctrico el reto más importante es la eficiencia aerodinámica”, explica Alberto Torrecillas, diseñador de exteriores de CUPRA. Para conseguirlo, del cuerpo del concept surgen alas y apéndices de manera natural. “Todo está esculpido con la intención de generar alma al vehículo. No hay nada que parezca hecho por una máquina, los apéndices nacen como si fueran un músculo que aparece del propio cuerpo y definen los finales del SUV coupe de CUPRA”. Así se logra una menor resistencia al aire y aumentar la autonomía.

- Coches a dieta: Los coches eléctricos añaden un nuevo elemento imprescindible para su funcionamiento, las baterías. Y los diseñadores deben reservar un espacio para ellas. En el Tavascan ocupan el espacio inferior del vehículo. Debido al peso de las baterías, trabajar con materiales ligeros pasa a ser una prioridad para los creadores. “Todo el concept está producido en fibra de carbono, ya que es el material que queremos utilizar para representar el concepto lightweigth, comenta Torrecillas.

-  Las llantas, más allá de la estética: La reducción del peso está directamente vinculada a conseguir más autonomía.  Ahí también juegan un papel decisivo las llantas. En el caso del Tavascan son de 22 pulgadas, con partes en cobre y tapas superpuestas en fibra de carbono para ayudar a canalizar el aire y refrigerar los frenos. “A la hora de diseñar un coche eléctrico es muy importante la frenada y el ahorro de energía, y las llantas son un componente clave”, apunta el diseñador de exteriores de CUPRA.

-  Revolución delante y detrás: Si hay algo que define la mirada de los nuevos modelos eléctricos es su frontal, ya que desaparece la rejilla de ventilación, necesaria en los coches de combustión. “El frontal es un concepto totalmente nuevo. Está diseñado con grandes tomas de aire, todas funcionales. Hay dos tomas que esculpen toda la sección del frontal que canalizan el aire y un air curtain que dirige este aire y lo expulsa por el capó”, comenta Torrecillas.

La parte trasera también pierde uno de los elementos más reconocibles de los coches de combustión: el tubo de escape. “Este factor nos ayuda a conseguir una simetría perfecta”, apunta el diseñador.

- El interior, un reto: el interior de un modelo eléctrico también presenta un desafío para los diseñadores. Las baterías ocupan espacio, pero al mismo tiempo se tiene que preservar la habitabilidad y el confort. “Para maximizar el espacio hemos diseñado un interior con 4 asientos deportivos de fibra de carbono y jugado con elementos ligeros como el ala del tablero flotante o las dos consolas centrales”, apunta Marc Franch, diseñador de interiores de CUPRA.

También los colores y materiales ayudan a generar sensación de espaciosidad. “Utilizamos napa blanca tanto en asientos como en la parte superior del tablero flotante para lograr esta sensación. La luz ambiental, exclusiva de este concept, hace que parezca que el tablero flote, contrastando con el suelo de neopreno negro”, comenta Frederik Baumann, diseñador de Color&Trim.

- Muchas diferencias, la misma pasión: La última tecnología, colores y materiales exclusivos, faros a la vista, pantalla central con doble orientación de 13 pulgadas flotante, asientos con conectividad individual e incluso un patinete eléctrico. ¿Qué es lo que no cambia a la hora de diseñar un coche de combustible CUPRA y un coche eléctrico CUPRA?: “Es el querer generar ese feeling, esa pasión. Lo llamamos el efecto guau. Eso tiene que ser lo mismo para un combustible que para un eléctrico. Es la filosofía que seguimos para diseñar los vehículos CUPRA”, concluye Torrecillas. Un diseño 100% eléctrico con el ADN 100% CUPRA.

CUPRA HQ Comunicación

Vanessa Petit
Generación de contenido
T / +34 680 153 938
vanessa.petit@seat.es

Laura Bertran
Generación de contenido
T/+34 699 839 706
laura.bertran@seat.es