2021.1.1.0 ES/ES
Hero Image

Nuevo SEAT León e-HYBRID

Motorización: Combustión y electricidad en sintonía por la eficiencia y el dinamismo

Martorell, 18 November 2020

El mundo está cambiando y, con él, la idea de un transporte personal que busca disminuir su impacto en el medio ambiente. La electrificación es la clave para cumplir con lo que exige el futuro y el SEAT León e-HYBRID se ha desarrollado teniendo esto en cuenta, tanto en su versión de carrocería de 5 puertas como en el familiar Sportstourer.

SEAT ha aprovechado la tecnología más avanzada disponible, integrando la tecnología híbrida enchufable, para que el SEAT León sea capaz de ofrecer los niveles más altos de rendimiento y facilidad de conducción, equilibrados de tal manera que, además, cumplan con la necesidad de reducir las emisiones nocivas y su impacto en el medio ambiente. La mezcla de sistemas de combustión bien conocidos, optimizados durante décadas de investigación y desarrollo, con la simplicidad de los componentes eléctricos, da como resultado una experiencia de conducción avanzada nunca vista en el SEAT León.

“La combinación de tecnologías eléctricas y de combustión proporciona grandes ventajas en términos de dinamismo y eficiencia, lo que ayuda a impulsar a la marca hacia un futuro más respetuoso con el medio ambiente”, ha declarado Dr. Werner Tietz, vicepresidente ejecutivo de Investigación y Desarrollo de SEAT. “Gracias al empleo de las tecnologías más avanzadas de motores eléctricos y baterías, el SEAT León puede circular más tiempo en modo totalmente eléctrico. De esta manera optimiza la conducción cero emisiones, pero al mismo tiempo puede aprovecharse de la potencia del motor térmico cuando sea necesario”.

El avanzado sistema híbrido enchufable combina un motor de gasolina TSI de 1.4 litros y 150 CV (110 kW) con un motor eléctrico síncrono de excitación permanente de 115 CV (85 kW) y un conjunto de baterías de iones de litio de 13 kWh, que utiliza un circuito de refrigeración independiente para controlar la temperatura de la batería. Las cifras totales de potencia conjunta y par son 204 CV (150 kW) y 350 Nm.

El motor 1.4 TSI utiliza turbocompresor de geometría variable y la tecnología de inyección directa para sacar el máximo partido a sus prestaciones y lograr la mejor eficiencia, mientras que su diámetro y carrera (con unas cotas de 74,5 y 80 mm, respectivamente) y una relación de compresión de 10:1 contribuyen a que su funcionamiento sea suave. El motor de combustión se ha configurado específicamente para que dé lo mejor de sí dentro de la configuración híbrida enchufable.

El conjunto eléctrico utiliza un sistema adicional de refrigeración por agua, que incluye su propio radiador y tanque de expansión. Entre los elementos adicionales que incorpora la versión e-HYBRID, destacan el motor eléctrico, el cargador, la batería de alto voltaje, la toma de carga, la unidad de potencia electrónica, y el compresor del aire acondicionado. Este último, al estar implementado sobre el sistema eléctrico, permite su accionamiento a distancia para pre-refrigerar el habitáculo cuando el cliente lo deseé, haciendo uso de la batería de alto voltaje, o de la red en caso de estar enchufado a la misma.

El sistema de hibridación permite cambiar instantáneamente entre diferentes modos, pudiendo elegir su funcionamiento únicamente con el motor de combustión, de manera híbrida combinando combustión y energía eléctrica (HYBRID), o exclusivamente en modo eléctrico (e-MODE). La entrega de potencia es suave en toda circunstancia, si bien en el modo eléctrico llega de manera inmediata cuando se le exige al máximo, al igual que ocurre en modo híbrido si se demanda la máxima potencia, momento en el que el motor eléctrico apoya al térmico durante unos diez segundos, proporcionando una dinámica diferente a la habitual en el compacto español.

SEAT ha desarrollado el sistema híbrido para crear el efecto de conducción de un solo pedal, es decir, tan pronto como se levanta el pie del pedal del acelerador, el motor eléctrico se encarga de regenerar la batería y frenar al nuevo León. Durante la frenada, puede regenerar hasta 40 kW de energía.

La versión híbrida enchufable alcanza una autonomía eléctrica de hasta 64 km WLTP (72 km NEDC) usando solo la energía almacenada en la batería del vehículo. Este modo permite alcanzar velocidades de hasta 140 km/h y se plantea como una opción perfecta para moverse por las calles de la ciudad, donde las regulaciones de calidad del aire son más estrictas. Y cuando se trata de cubrir grandes distancias, el SEAT León e-HYBRID ofrece la posibilidad de utilizar tanto el motor eléctrico como el de gasolina, para llegar aproximadamente a los 800 km de autonomía sin repostar.

El conductor tiene una gran capacidad de control sobre el sistema, ya que puede optar por mantener el estado de carga de la batería, reservándola para situaciones en las que se requiera una conducción sin emisiones, en lugar de agotarla innecesariamente. Además, cuando la batería alcanza un nivel bajo, el sistema vuelve al modo híbrido. Siempre que el usuario esté cerca de una fuente de alimentación, podrá cargar la batería en tan solo 3 horas y 40 minutos con un cargador de pared de 3,6 kW (tipo Wallbox), o en poco menos de 6 horas con cargador doméstico de 2,3 kW.

En materia de transmisión, el híbrido enchufable recurre al cambio automático DSG que hace la conducción aún más eficiente. La caja automática de seis velocidades del SEAT León ahora se beneficia de la tecnología ‘Shift-by-wire’, que permite que el selector de marchas no esté conectado mecánicamente a la caja de cambios, sino que funcione mediante una conexión electrónica. Asimismo, la transmisión cuenta con una bomba de aceite eléctrica que asegura el funcionamiento y lubricación de la caja de cambios incluso cuando el motor se desactiva temporalmente.

El sistema ‘Shift-by-wire’ hace posible la implementación del nuevo asistente automático de aparcamiento (Park Assist), que ahora puede cambiar de marcha de forma autónoma, además de girar el volante.

Gracias a la hibridación, las emisiones de carbono de este León se sitúan entre 25-30 g/km en ciclo combinado, mientras el consumo oficial de carburante es de entre 1,1 y 1,3 litros cada 100 km (cifras relativas al ciclo de homologación WLTP).

Aunque la eficiencia es clave en el SEAT León e-HYBRID, su dinamismo, las prestaciones y el puro placer de conducir siguen siendo increíblemente importantes. Por todo ello, es un coche realmente emocionante.

Si bien el sistema e-HYBRID requiere más espacio que un motor de combustión tradicional, se ha logrado distribuir de tal manera que el chasis no requiera compensación alguna, con un peso equilibrado entre la parte delantera y la trasera del vehículo. Bajo el capó se encuentran el motor de combustión, el motor eléctrico y la unidad de control de potencia (PCU), mientras que en la parte posterior se sitúan la batería de iones de litio (bajo la banqueta de asientos traseros) y el depósito de combustible (bajo el piso del maletero). El SEAT León e-HYBRID pesa 1.614 kg en su variante de cinco puertas y 1.658 kg en la variante Sportstourer.

Por otra parte, gracias a la puesta a punto de chasis con suspensión de tipo McPherson en el eje delantero y sistema multibrazo en el trasero, a los que se suma una dirección de rápida respuesta, el SEAT León e-HYBRID ofrece un tacto de conducción muy estimulante cuando termina la autopista y empiezan las carreteras secundarias de trazado revirado.

Esto se ve favorecido por los ajustes preestablecidos en los modos de conducción relativos al chasis: Eco, Normal, Sport, así como la escala móvil (barra deslizante del Control Dinámico de Chasis DCC) del modo Individual, que permite al conductor ajustar la firmeza de los amortiguadores en hasta 14 posiciones diferentes, para adaptar el comportamiento del SEAT León a sus preferencias exactas.

La tecnología de chasis adaptativo lee constantemente las condiciones de la carretera, mientras tiene en cuenta la dirección, la frenada y la aceleración, para adaptar en consecuencia la amortiguación en cada rueda y poder optimizar el confort y la dinámica. Esto permite que, independientemente de las condiciones de la vía o del conductor, el SEAT León e-HYBRID es capaz de adecuarse a todo tipo de situaciones.

La versión híbrida enchufable del compacto de SEAT siempre arranca en modo totalmente eléctrico (cuando la batería está suficientemente cargada). El sistema cambia al modo híbrido si la capacidad energética de la batería cae por debajo de un cierto nivel o si la velocidad supera los 140 km/h. En modo Hybrid, el conductor tiene la posibilidad de mantener el estado de carga, y aumentar o reducir el porcentaje de reserva de la batería según considere oportuno. Esto le permitirá conducir en entornos urbanos con energía eléctrica y sin emisiones.