2021.11.1 ES/ES
Hero Image

CUPRA Born

Diseño exterior

El diseño del CUPRA Born tiene dos claros propósitos: por una parte, llamar la atención; por otra, poner de manifiesto que la movilidad eléctrica no tiene por qué ser aburrida sino todo lo contrario. A través de sus líneas, nuevo CUPRA irradia deportividad y emoción, e invita a descubrir el placer de conducir un modelo eléctrico.

Por todo ello, su diseño exterior es poco convencional, único y emotivo. La electrificación no es una contradicción para CUPRA; es, más bien, una forma de proyectar la marca hacia el futuro.

“El diseño del CUPRA Born es polifacético, enfatiza el estilo CUPRA y al mismo tiempo permite la integración de su avanzado sistema de propulsión eléctrica”, comenta Jorge Díez, Director de Diseño de CUPRA y SEAT. “Ofrece un fuerte carácter CUPRA que denota agilidad y prestaciones con su mezcla de superficies fluidas y detalles técnicos”.

Esas superficies y esos detalles, unidos al intenso uso de color en la carrocería, dan como resultado un diseño que irradia deportividad y elegancia.

El rostro del CUPRA Born impacta y emociona a primera vista. Transmite personalidad, refinamiento y determinación.

El carácter y la presencia de la parte frontal se consiguen a través de los faros full LED y de la entrada que canaliza el flujo de aire hacia el radiador: esta sección cóncava superior se asienta como una nariz de tiburón, penetrante y agresiva.

En la parte inferior se encuentra la gran toma de aire enmarcada en cobre, que cumple una función de refrigeración. Porque los coches eléctricos, aunque en menor medida que los de motor de combustión, también demandan aire para la gestión térmica de su sistema de propulsión. La estrecha colaboración entre ingenieros y diseñadores ha ayudado a lograr el equilibrio perfecto entre forma y función.

El capó incorpora formas en 3D para ayudar a redirigir la luz y hacer que la parte delantera del CUPRA Born cobre vida, mientras el volumen se asienta en la parte superior de los faros y en los pasos de rueda, lo que permite adoptar esa postura deportiva tan característica.

La sorprendente tecnología de iluminación full LED es increíblemente importante a la hora de definir el aspecto final del CUPRA Born. La firma es única y reconocible al instante, y se ve realzada por los pequeños triángulos ubicados en los laterales de los grupos ópticos. La iluminación incluye una animación que funciona como una coreografía lumínica al acercarse y encender el vehículo, algo que mejora aún más la experiencia de usuario.

La insignia CUPRA de cobre es el remate final en la parte frontal. Situada en el capó y enmarcada entre dos líneas que atraen la mirada hacia las letras CUPRA, su diseño aporta un nuevo toque de calidad al conjunto.

En la parte lateral, la vista se dirige de forma irremediable hacia el pilar A, que goza de cierta inclinación. Este rasgo no solo ayuda a dibujar un perfil más elegante y deportivo, sino que también ofrece un aspecto funcional al mejorar el paso del aire sobre el vehículo. Además, permite la integración del head-up display en el interior.

Cuatro elementos adicionales ayudan a que el CUPRA totalmente eléctrico luzca más elegante, deportivo e increíblemente decidido. Uno es el estribo lateral aerodinámico que se sitúa en la parte inferior del vehículo y que contrasta con el color de la carrocería; el segundo elemento son las líneas bien definidas que atraviesan la carrocería en sentido longitudinal y que aportan una gran presencia.

El tercer elemento es el pilar C, que da la impresión de flotar sobre el techo. El pilar se beneficia de una superficie texturizada tridimensional de colores alternativos para conseguir un aspecto de ligereza, deportividad y determinación.

Finalmente, las llantas se convierten en un elemento icónico del coche, que lo hacen destacar incluso a distancia. Un catálogo formado por seis increíbles diseños, en medidas de 46, 48 y 51 cm (18, 19 y 20 pulgadas), ayudan a remarcar la imagen del CUPRA Born.

Las llantas de aleación incluyen inserciones y detalles en cobre, que mejoran la aerodinámica y ayudan al CUPRA Born a ser más eficiente y mejorar su rendimiento. El acabado a máquina con acentos en cobre las hace aún más distinguibles.

Las líneas del CUPRA Born fluyen a través de la carrocería, desde la parte delantera hacia la zaga. El alerón trasero conecta a la perfección los pilares C y dirige la atención hacia la parte trasera. El difusor integrado, pintado en el color de la carrocería, enriquece el diseño la parte posterior y le da un carácter deportivo y aerodinámico.

La luz trasera infinita (coast to coast) ofrece una gran iluminación y con su tecnología LED le da al CUPRA una aspecto avanzado y futurista. Esta luz también aumenta la sensación de anchura en la parte trasera, algo que transmite seguridad al acercarse al vehículo.

El portón trasero se sitúa a la misma altura del paragolpes, lo que aporta suavidad y al mismo tiempo robustez al diseño. En la parte inferior se encuentran la matrícula, los reflectores y los elementos técnicos agrupados en una misma zona, pintada en el color de la carrocería. Esto ofrece una mayor sensación de refinamiento.

Con una gama de seis colores de carrocería (Gris Vapor, Blanco Glacial, Plata Geyser, Rojo Rayleigh, Gris Quasar y el exclusivo Azul Aurora), el CUPRA Born se adapta a una gran variedad de gustos. Todas las pinturas enfatizan la personalidad y la determinación del primer automóvil puramente eléctrico de la marca.