ES/ES
Hero Image

CUPRA Born

Chasis: un comportamiento dinámico único

Los ingenieros de la marca han trabajado a conciencia para conseguir que el CUPRA Born sea capaz de combinar prestaciones y electrificación de la mejor manera posible, mostrando al mundo que los coches de baterías pueden ser realmente apasionantes de conducir.

Fabricar un vehículo que proporcione una experiencia dinámica certera en todo tipo de situaciones requería una base sólida. El nuevo modelo se beneficia de la plataforma MEB del Grupo Volkswagen, que en este caso ofrece una puesta a punto distintiva cuando dispone del sistema DCC (la altura libre al suelo es 15 mm menor en el eje delantero y 10 mm menor en el trasero, en comparación a otros coches del Grupo).

Esta plataforma modular para vehículos eléctricos ha permitido a CUPRA realizar los ajustes específicos para mejorar el comportamiento dinámico del coche, haciéndolo más ágil y aplomado. Tanto en aceleración como en curva, el Born cumple siempre a la perfección.

Las dimensiones juegan un papel muy importante en su dinámica. Mide 4.322 mm de largo, 1.809 mm de ancho y 1.540 mm de alto, y tiene una distancia entre ejes de 2.766 mm. Si a esto se le suma la robusta tecnología de chasis en la que entran en juego el eje delantero con suspensión de tipo McPherson y el eje trasero independiente de cinco brazos, el CUPRA Born consigue esa combinación perfecta que le permite ofrecer un comportamiento a la altura de lo esperado en una marca que rompe con lo establecido.

Con la batería ubicada entre los dos ejes, el reparto de pesos se acerca al 50:50 y el centro de gravedad se sitúa muy abajo. Esto permite cambios de dirección rápidos y un alto nivel de agilidad, incluso en las carreteras más técnicas y reviradas. Este modelo posee la innegable dinámica CUPRA, en la que la emoción y la deportividad están bien presentes. El resultado es un coche digno de llevar la icónica insignia CUPRA.

El Control Dinámico de Chasis (DCC), que incluye un ajuste CUPRA, se ha perfeccionado durante una fase de pruebas en la que se han recorrido alrededor de 30.000 kilómetros en todo tipo de escenarios, con el objetivo de garantizar la perfecta puesta a punto de todos los elementos que intervienen en la amortiguación.

El DCC funciona junto a la suspensión de altura rebajada (15 mm en el eje delantero y 10 mm en el trasero) para cumplir con las expectativas del conductor. Independientemente de si el vehículo circula en modo Range, Comfort, Performance, Individual o CUPRA, la experiencia de conducción siempre se adapta a lo que uno espera.

Gracias al sistema de dirección progresiva de serie, que proporciona confianza y un control total del guiado, al ESC Sport con puesta a punto específica y al preciso equipo de frenos, el CUPRA Born responde a la perfección en toda situación sin importar las condiciones.

Con el sistema de recuperación de energía, el desgaste de los frenos se reduce en gran medida. Al levantar el pie del acelerador se alcanzan deceleraciones de hasta 0,3 g mientras el motor actúa como generador para devolver energía a la batería (esto sucede cuando se selecciona el modo ‘B’ en lugar de ‘D’). Como consecuencia de ello, los frenos mecánicos apenas se utilizan en el día a día, lo que simplifica la conducción, especialmente en los entornos urbanos.

A la hora de lograr las mejores prestaciones no basta solo con tener una buena mecánica. Otros elementos como los neumáticos y las llantas sobre las que se asientan juegan un papel muy relevante.

En este sentido, los ingenieros han desarrollado la tecnología de neumáticos más adecuada para garantizar el perfecto equilibrio entre rendimiento y eficiencia. Como alternativa a los neumáticos de 215 mm disponibles con llantas de entre 36 cm (18’’) y 51 cm (20’’), el CUPRA Born también ofrecerá unos más anchos de altas prestaciones, en medida 235, que alcanzan unas prestaciones y un agarre óptimos manteniendo una elevada eficiencia. Cuando el CUPRA Born está dotado de estos neumáticos, ofrece la posibilidad de desconectar por completo el ESC (ESC off), para conseguir una experiencia al volante aún más emocionante.