SEAT Tarraco FR

Seguridad y confort

Martorell, 15 junio 2020

Las prestaciones no son simplemente un concepto atribuible a la velocidad de un vehículo. Los automóviles de hoy también deben ofrecer prestaciones en seguridad, un área en la que sobresale el SEAT Tarraco FR. El SUV más grande de la marca integra una serie de nuevos sistemas de asistencia al conductor y características de confort que le permiten mantenerse seguro, estable y cómodo sin importar lo exigente que sea el recorrido.

Los sistemas de seguridad incorporados, como el asistente de pre-colisión (pre-Crash Assist), control de crucero adaptativo y predictivo (ACC), asistente de viaje (Travel Assist), asistente de emergencia (Emergency Assist), sistema de alerta de tráfico posterior al salir del aparcamiento (Exit Assist), o el asistente de presencia de vehículos en el ángulo muerto del retrovisor, con detección de vehículos en hasta 70 metros (Asistente Lateral); trabajan conjuntamente para proteger al vehículo y sus ocupantes.

Otros sistemas, como el asistente de salida involuntaria de carril –Lane Assist– y el sistema Front Assist de frenada automática en ciudad con detección de bicicletas y peatones son de serie, y se pueden complementar con tecnologías que incluyen detección de ángulo muerto, reconocimiento de señales de tráfico y asistente de atascos.

La lista de funciones continúa con el Asistente de Vuelco (Rollover Assist) y el sistema eCall, que hacen que el SEAT Tarraco FR pueda cumplir con los estándares de seguridad más exigentes.

El Asistente de Emergencia (Emergency Assist) detecta si el conductor está inactivo detrás del volante y, de ser así, la tecnología frena suavemente dos veces para alertarlo. Si continuara sin responder, el sistema automáticamente ralentiza y detiene el vehículo.

El asistente pre-colisión (Pre-Crash Assist) está diseñado para preparar el vehículo y a los ocupantes en caso de que suceda lo peor y exista la posibilidad de una colisión. Los sistemas a bordo trabajan al unísono, de modo que los cinturones de seguridad delanteros se pretensan, las ventanas y el techo solar se cierran y las luces de emergencia se activan de forma automática para mitigar las consecuencias de un accidente.

El control de crucero adaptativo y predictivo (ACC)* utiliza los datos del GPS del sistema de navegación para posicionar geográficamente al modelo, lo que le permite adaptar la velocidad según el estado de la calzada: curvas, rotondas, cruces, límites de velocidad y áreas urbanizadas. Utiliza también la cámara frontal integrada y el reconocimiento de señales de tráfico, permitiendo así ajustar la velocidad del vehículo cuando cambian los límites de la vía pública.

La funcionalidad de conducción semi-autónoma continúa con la introducción del asistente de viaje. Con solo presionar un botón en el volante, el sistema utiliza información del ACC y del Lane Assist para mantener activamente el vehículo en el centro del carril y ajustar la velocidad al flujo del tráfico, proporcionando una conducción asistida a velocidades de hasta 210 km/h.

Para mantener la seguridad y cumplir con los requisitos legales, el conductor debe vigilar constantemente el sistema y su entorno, manteniendo al menos una mano en el volante. Si el vehículo detecta que el conductor ha soltado ambas manos del volante durante unos segundos, recibirá avisos acústicos y visuales, y podrá incluso realizar micro frenadas de forma automática. Si el conductor continúa sin responder, el asistente de emergencia puede detener el Tarraco por completo.

Una dimensión añadida al nuevo SEAT Tarraco es el asistente de alerta de tráfico posterior (Exit Assist). Al salir del estacionamiento, el vehículo realizará una advertencia sonora y visual si se acerca tráfico por detrás (pueden ser otros vehículos si están en el lado de la carretera, o ciclistas si están en el de la acera) e incluso, si es necesario, el Tarraco se detendrá de forma automática.

El SEAT Tarraco destaca también por el Asistente Lateral o aviso de presencia de vehículos en el ángulo muerto que puede detectar vehículos hasta 70 metros de distancia. Este sistema utiliza una indicación de LED ubicado en la carcasa de los espejos retrovisores exteriores para advertir de la presencia de vehículos, mostrándose con mayor intensidad a la luz ubicada en el propio espejo retrovisor del sistema habitual del detector de ángulo muerto, con alcance hasta 30 m.

El asistente de vuelco (Rollover Assist) funciona como una extensión del asistente de pre-colisión y, en caso de accidente, el coche realiza una llamada de emergencia, apaga el motor, desbloquea las puertas, enciende las luces de emergencia y cambia la ventilación, entre otras funciones.

El SEAT Tarraco FR también agrega una serie de características que hacen la vida más sencilla. Para aquellos clientes que utilicen remolque, el asistente de remolque (Trailer Assist) ayuda al conductor al dar marcha atrás o a aparcar con un remolque: la imagen de la cámara trasera se utiliza para ayudar a guiar el vehículo y el remolque hasta la posición exacta.

Es sencillo de usar: el conductor solo necesita seleccionar la marcha atrás, presionar el botón del asistente de aparcamiento automático (Park Assist) y emplear el mando de ajuste de los retrovisores para establecer la dirección en la que desea que se dirija el remolque. Así, el conductor simplemente tendrá que tomar el control del acelerador, el freno y el cambio de marcha en vehículos manuales, y el sistema hará el resto.

Finalmente, una de las características de confort clave en el interior del coche es el climatizador automático de 3 zonas “Climatronic”, que ofrece nuevos niveles de confort para los pasajeros, ya estén sentados delante o en los asientos posteriores. Además, el Tarraco FR también incorpora el sistema remoto de climatización (Parking Heater) que permite calentar el motor y el vehículo más rápido en climas extremadamente fríos, o el sistema Kessy (acceso y arranque sin llave).

 

* Control de crucero adaptativo y predictivo (ACC), estará disponible en noviembre de 2020.