Nuevo SEAT León

Tradición: el camino hacia la cuarta generación

Martorell, 17 marzo 2020

Desde su incorporación en 1999, el SEAT León ha sido uno de los pilares fundamentales de la marca: ha registrado unas ventas asombrosas, ha introducido nuevas tecnologías y ha aportado nuevos niveles de dinamismo y diseño a un segmento increíblemente competitivo.

Todas las generaciones se han diseñado, desarrollado y producido en Barcelona, en las instalaciones de la marca en Martorell. El SEAT León recibe su nombre de la ciudad de León, en España, una tradición de SEAT que ha puesto el nombre de 14 ciudades españolas a sus modelos (Ronda, Ibiza, Málaga, Marbella, Toledo, Inca, Alhambra, Córdoba, Arosa, León, Altea, Ateca, Arona y Tarraco).

La primera generación del SEAT León marcó la entrada de la marca en el segmento C en 1999, con más de 500.000 unidades vendidas. Pero también fue un automóvil que trajo consigo una amplia gama de tecnologías, como por ejemplo el sistema de tracción integral de tipo Haldex (fue el primer SEAT en acoplar este sistema, asociado a una arquitectura de suspensión de tipo multibrazo totalmente independiente).

El SEAT León de primera generación también fue el primer modelo de la marca en ofrecer más de 200 CV, con la incorporación de la versión CUPRA en el año 2000, que montaba un motor de gasolina 2.8 V6 con una potencia de 150 kW/204 CV.

En 2005, llegó el momento de un modelo nuevo y SEAT presentó el León de segunda generación. Tenía el desafío de superar el éxito de la versión anterior, y lo consiguió.

La segunda generación no solo introdujo la dirección asistida electromecánica, la tecnología de inyección directa, el sistema Start&Stop y un alternador de recuperación de energía, sino que también aumentó la seguridad de todos sus pasajeros.

El León contaba con un sistema ESP mejorado, bloqueo electrónico del diferencial EDS, un sistema EBA (asistente de frenado de emergencia), y se complementaba con tecnología overboost que permitía disponer del máximo rendimiento en la frenada, incluso con temperaturas muy altas en los discos. También incorporó un sistema BSW que limpiaba los frenos cuando se accionaba el limpiaparabrisas. Sin olvidar el contra-volante asistido o recomendación de giro, que ayudará a mantener la trayectoria del vehículo en caso de pérdida de adherencia.

Esta generación también tuvo una variante CUPRA más exclusiva, el León CUPRA R, con un motor 2.0 TSI de 194 kW/265 CV, un automóvil que se convirtió en el modelo con más potencia de la historia de SEAT hasta ese momento.

En total, se vendieron más de 675.000 unidades del SEAT León de segunda generación, lo que ayudó a establecer la base de la tercera generación, que pondría el listón aún más alto.

Presentado en 2012, el SEAT León de tercera generación fue posiblemente el vehículo más avanzado tecnológicamente de la marca hasta la fecha, ya que ofrecía una gran cantidad de tecnología, grandes prestaciones, eficiencia y seguridad. Todos los motores del lanzamiento incluyeron el sistema Start&Stop, y el vehículo contaba con faros Full LED, asistente de luces cortas/largas, asistente de salida involuntaria de carril ‘Lane Assist’, sistema de detección de fatiga y todas las versiones incluían siete airbags de serie. Además, también tenía integrado el sistema Full Link de SEAT, aumentando así las opciones de conectividad de la marca.

En julio de 2019, se habían vendido más de un millón de unidades, consolidando su lugar como uno de los vehículos más exitosos de la compañía. Y no encontró el éxito solo en las cifras de ventas, sino también en la pista. En 2014, el León CUPRA SC (versión de 3 puertas) con su motor TSI de cuatro cilindros y 205 kW/280 CV, se convirtió en el automóvil compacto de tracción delantera más rápido en el famoso circuito de Nurburgring Nordschleife, con un tiempo de 7:58:44, y el piloto Jordi Gené al volante.