Nuevo SEAT León

Seguridad: el SEAT más seguro jamás creado

Martorell, 16 junio 2020

"El nuevo SEAT León ha sido diseñado y desarrollado para ser el producto más innovador que la marca ha fabricado nunca; además de su gran conectividad con servicios en línea, también ofrece sistemas de asistencia de conducción de última generación. Inspira pasión y despierta algo dentro de las personas cuando lo miran, solo hay que observar y dejar que el vehículo transmita su esencia”, comenta Axel Andorff, Vicepresidente Ejecutivo de Investigación y Desarrollo de SEAT. "Se trata de tocar y sentir el nuevo SEAT León".

La cuarta generación del SEAT León es el vehículo más seguro que la marca ha desarrollado nunca, y se ha diseñado para tener una visión más amplia de su entorno y reaccionar ante los obstáculos en la carretera o los movimientos bruscos de otros conductores. Esto es posible gracias a la integración de un conjunto de sistemas avanzados de asistencia al conductor (ADAS), completamente nuevos y actualizados.

El nuevo SEAT León aúna diferentes tecnologías que hacen que el SEAT León reconozca su entorno para poder ofrecer una protección óptima en cualquier circunstancia, llevando así la seguridad al siguiente nivel.

Entre los sistemas avanzados de asistencia al conductor (ADAS), se encuentran por ejemplo el Control Dinámico del Chasis (DCC), control de velocidad de crucero adaptativo predictivo (ACC), asistente de emergencia, asistente de viaje, asistente lateral, asistente de salida del aparcamiento y advertencia de apertura de puertas, que juntos protegen al vehículo y a sus ocupantes en los desplazamientos y cuando está estacionado.

Gracias al nuevo Control Dinámico de Chasis (DCC) del SEAT León –con dos modos de ajuste de los amortiguadores: Sport y Confort–, la conducción y el manejo del vehículo pueden cambiar según las condiciones y los requisitos del conductor, haciendo que el vehículo sea más estable, dinámico y confortable. Este sistema lee constantemente las condiciones de la carretera y, a su vez, interpreta la gestión de la dirección, el frenado y la aceleración, para adaptar la suspensión y optimizar cada amortiguador por separado, consiguiendo así una comodidad y un dinamismo único.

El Control adaptativo de la velocidad de crucero predictivo (ACC) puede posicionar al León en función de los datos de ruta y GPS que el sistema de navegación con conexión a internet reconoce. Asimismo, permite corregir su velocidad en función de la carretera, ya sean curvas, rotondas, cruces, límites de velocidad, o áreas urbanizadas. Además, mediante la cámara multifuncional frontal y el reconocimiento de las señales de tráfico, puede ajustar la velocidad del vehículo cuando los límites cambian.

La funcionalidad de conducción automática se implementará en un futuro próximo con la introducción del sistema de Asistencia en viaje. El sistema utilizará la información del ACC y el Asistente de aviso de salida del carril (Lane Assist) para mantener el vehículo en el centro del carril y ajustar la velocidad al tráfico. Así, puede ofrecer una conducción asistida a velocidades de hasta 210 km/h. Además, esta tecnología también permitirá adelantar: los conductores solo tendrán que activar el intermitente y, si el tráfico lo permite, el vehículo hará la maniobra automáticamente.

Para mantener la seguridad y cumplir con los requisitos legales, el conductor debe supervisar constantemente el sistema y el entorno, y mantener al menos una mano en el volante. Si los sensores del vehículo detectan que no tiene una mano en el volante o que lo suelta durante más de 15 segundos, el conductor recibirá avisos sonoros y visuales y, si éste no responde, el vehículo frenará automáticamente. Si el conductor continúa sin actuar sobre el volante, el asistente de emergencia puede detener al nuevo León por completo.

Otra nueva incorporación al conjunto de seguridad del nuevo SEAT León es el sistema de  advertencia de apertura de puertas. Cuando se encuentra estacionado, el radar trasero sigue vigilando el entorno. Si un vehículo se aproxima y los pasajeros abren una puerta, el nuevo León emite una advertencia audible y visual, mediante la iluminación LED interior que recorre las puertas delanteras y el salpicadero. El sistema actúa a ambos lados, de esta forma se evitan riesgos con otros vehículos y también con motocicletas, bicicletas o patinetes, cuya aproximación es menos visible por lo general.