Nuevo CUPRA Ateca

Nuevo CUPRA Ateca: la interpretación más contemporánea de la deportividad

Martorell,  05 noviembre 2018

El CUPRA Ateca cuenta con una suspensión delantera independiente de tipo McPherson y una suspensión trasera multibrazo. Además, también integra un sistema de suspensión adaptativa denominado DCC –Control Dinámico de Chasis–, para ofrecer una configuración que se pueda ajustar a cada una de las necesidades del conductor y el estado del firme, adaptando diferentes sistemas como el control de tracción, el ESC, o el ajuste de la firmeza del amortiguador. Sobre este último, el DCC permite un control individual y automático de cada uno de los mismos, para evitar balanceos laterales de la carrocería, principalmente a alta velocidad.

Y no solo eso, el sistema 4Drive es uno de los sistemas de tracción integrada más seguros y avanzados del mundo. La tecnología 4Drive analiza el estado de la carretera en tiempo real, así como la velocidad del vehículo, la velocidad de cada rueda, la posición del volante y el estilo o modo de conducción, para transmitir la potencia de forma rápida y progresiva a las ruedas que lo necesiten en cada momento. En definitiva, el sistema 4Drive está diseñado para mejorar la facilidad de conducción del CUPRA Ateca en cualquier circunstancia.

Por su parte, el CUPRA Ateca incorpora también de serie el sistema de Dirección Progresiva. Se trata de una dirección asistida electromecánica del fabricante ZF Bosh que sitúa el motor en la cremallera. Su función es mejorar la actuación de la servodirección con muchos más parámetros analizados en tiempo real, permitiendo así maniobrar más fácilmente y, sobre todo, realizar giros más precisos que aportan un mayor control sobre el vehículo.

Estas funciones de tracción 4Drive, Control Dinámico de Chasis y Dirección Progresiva, adaptan su funcionamiento acorde al requerimiento del conductor, que puede seleccionar entre seis modos distintos de conducción desde el sistema ‘Drive Profile’: Confort, Sport, Individual, Nieve, Offroad y, por supuesto, CUPRA.

Asimismo, los ingenieros han mejorado el sistema de frenos del CUPRA Ateca. Ahora, el SUV cuenta con discos más grandes, y ventilados tanto delante como detrás, de 340 mm y 310 mm de diámetro, respectivamente, lo que confiere al vehículo una mayor fiabilidad cuando se le exige al máximo. Como alternativa opcional, el cliente puede elegir incluir un sistema de frenos más potente, que consiste en unos discos delantero sobredimensionados y perforados de 370 mm y pinzas Brembo  en color negro.