Nuevo CUPRA Ateca 2020

Motorizaciones y chasis

Martorell, 22 junio 2020

Cada CUPRA será valorado por el motor que lo propulsa y el renovado Ateca preserva su nivel de prestaciones con el increíblemente potente motor 2.0 TSI. Esta unidad de cuatro cilindros turboalimentada produce 300 CV (221 kW) de potencia y 400 Nm de par máximo, con una velocidad máxima de 247 km/h.

Acoplado a una transmisión de doble embrague DSG de siete marchas, de rápidos y suaves transiciones de cambios entre ellas, el nuevo CUPRA Ateca tampoco se queda atrás en el sprint desde parado y puede alcanzar los 100 km/h en sólo 4,9 segundos.

Las prestaciones ofrecidas por el motor se emparejan con la increíble acústica del sistema de escape opcional firmado por Akrapovič, que proporciona a la conducción una banda sonora emocional y atrayente.

“Con el CUPRA Ateca hicimos una clara declaración de intenciones en el segmento de los SUV de altas prestaciones y, con la nueva versión, subrayamos y fortalecemos esta posición” declara Axel Andorff, vicepresidente ejecutivo de Investigación y Desarrollo en SEAT.

El sistema de tracción integral total 4Drive pertenece a la última generación del sistema de tracción Haldex de embragues multidiscos bañados en aceite y de actuación electrohidráulica, que permite que el vehículo suministre la potencia a las ruedas de una manera controlada y eficiente, gracias al análisis constante de las condiciones de tracción, giro de volante y gestión del acelerador, entre otros.

El sistema está integrado dentro del eje trasero y se encuentra al final del árbol de transmisión, delante del diferencial trasero, lo que mejora la distribución de pesos y reduce la inercia y el tiempo de reacción. Esto significa que el nuevo CUPRA Ateca puede reaccionar a todas las situaciones de conducción todavía con mayor garantía.

Quizá el aspecto más importante de la conducción del CUPRA Ateca es la relación entre la motorización y el chasis, que le confiere el distintivo rendimiento dinámico que esperan los clientes. Además, el chasis y la dirección se han puesto a punto para ofrecer la conducción más precisa, envolvente y característica posible.

La dirección progresiva confiere al vehículo una agilidad máxima, conectando al conductor con el Ateca a través de un volante optimizado, que transmite mucha más información al conductor. El CUPRA Ateca reacciona a los cambios en el estilo de conducción y de la carretera mediante su sistema de control de chasis adaptativo (DCC) haciendo modificaciones sobre el reglaje de los amortiguadores en milisegundos para mejorar la intervención del conductor, permitiéndole sacar el máximo en cualquier situación.

Seis diferentes perfiles de conducción permiten que el SUV se ajuste a la naturaleza específica del recorrido o a la persona que se encuentra al volante. Al elegir entre los modos Normal, Sport, CUPRA, Individual, Nieve u Offroad, cambia el carácter del vehículo, desde una conducción del día a día a una decididamente orientada a las prestaciones, con lo que el renovado CUPRA Ateca ofrece una variedad de capacidades que pocos SUV pueden proporcionar.

Las dimensiones del CUPRA Ateca también juegan su papel en las capacidades del vehículo, proporcionando la base para una conducción segura. Así, mide 4.386 mm (10 mm más en comparación con la anterior generación, debido al nuevo diseño de los paragolpes), con una distancia entre ejes de 2.630 mm, y 1.599 mm de alto (-2 mm) y 1.841 mm de ancho. Las vías delantera y trasera alcanzan 1.575 mm y 1.549 mm, respectivamente.

Mientras que el chasis proporciona una enorme seguridad, la inclusión del sistema opcional de frenos Brembo logra que el rendimiento en la frenada sea tan bueno como la aceleración.