Insights by Dr. Herbert Diess & Luca de Meo

27 marzo 2019

Liderando nuevos proyectos

Los resultados de este Informe Anual no me sorprenden. SEAT ha cerrado un nuevo año de récord y mantiene el crecimiento sostenible de los últimos ejercicios, en particular de los últimos tres. La evolución de SEAT en este tiempo no ha pasado inadvertida ni en el Grupo Volkswagen, ni en la propia industria del automóvil. SEAT ha sabido invertir la situación difícil del pasado para convertirse, en términos de ventas, en la marca generalista de automóviles que más crece en Europa.

El Tarraco fue la gran novedad del 2018 y se unió a la gama SUV que ya incluye los dos superventas Arona y Ateca. Llamado a ser el emblema de la marca, el nuevo Tarraco permitirá mantener el crecimiento este año e incrementar el margen de contribución, como también lo está haciendo el CUPRA Ateca, el primer modelo de la nueva marca CUPRA. A partir de ahora, SEAT tomará un nuevo impulso con una nueva ofensiva de producto que iremos conociendo en los próximos meses y que incluirá modelos electrificados.

A partir de ahora, SEAT tomará un nuevo impulso con una nueva ofensiva de producto

Desde mi nueva responsabilidad como presidente del Consejo de Administración de SEAT, en los últimos meses he podido participar activamente en el desarrollo y la implementación de su estrategia y puedo asegurar que la compañía avanza por el camino correcto. El crecimiento sostenible de los últimos años ha consolidado una base de estabilidad y confianza, focalizándose en oportunidades de crecimiento y en nuevos mercados.

SEAT es una marca atractiva para el Grupo Volkswagen porque atrae a clientes jóvenes. De hecho, sus clientes son 10 años más jóvenes que la media del sector. Y, ahora, SEAT también está preparada para liderar proyectos como el desarrollo del consorcio en el Norte de África.   

En este contexto, el Grupo también está confiando en SEAT para encabezar distintos planes que darán forma al futuro de la movilidad urbana como, por ejemplo, la estrategia de vehículos de dos ruedas. Esta línea ya está empezando a dar sus primeros frutos.

Estamos, sin duda, con la vista puesta en la movilidad del futuro. Los vehículos eléctricos son la solución para cumplir los objetivos de CO2 y, por tanto, los targets fijados para el año 2050 por la cumbre del clima de París para nuestro sector. En este aspecto, la apuesta global del Grupo Volkswagen es firme: nuestro compromiso es ofrecer vehículos eléctricos para millones de personas, no para millonarios.

El vehículo eléctrico y la conectividad transformarán el futuro de la movilidad y de las ciudades

La plataforma MEB revolucionará la accesibilidad del vehículo eléctrico ya que permitirá optimizar los procesos de producción para fabricar diferentes modelos y, por tanto, reducirá los costes de forma relevante. Seremos capaces de lanzar al mercado coches eléctricos a un precio similar al de los vehículos convencionales y, en esta estrategia, SEAT tendrá su papel a partir de 2020. Precisamente, si hablamos de electrificación, debemos subrayar la incorporación de SEAT, como líder del proyecto para el Grupo, a la joint venture especializada en vehículo eléctrico, JAC Volkswagen. Gracias a los acuerdos firmados en 2018, SEAT también llegará al mercado chino, lo que supondrá un hito para la marca.

El vehículo eléctrico y la conectividad transformarán el futuro de la movilidad y de las ciudades. Pasaremos de fabricar vehículos a ofrecer servicios de movilidad, especialmente en las zonas urbanas. Tengo el firme convencimiento de que nosotros, las compañías automovilísticas, quienes llevamos la movilidad en nuestro ADN, lideraremos el nuevo ecosistema. Y hablo de ecosistema porque ya hemos superado la dimensión del propio sector.

Dibujemos en nuestra mente un escenario que incluya multitud de actores colaborando para desarrollar soluciones de movilidad basadas en la conectividad, las nuevas fuentes de energía y los nuevos modelos de consumo. Este es un dibujo más complejo del que imaginamos, ya que todas estas empresas no solo colaboran sino que también compiten para liderar y capitalizar los avances. Luca de Meo y yo estamos convencidos de que SEAT será capaz de tener un papel relevante en este nuevo escenario.

Una empresa preparada para el futuro

2018 fue nuestro mejor año hasta el momento. Cuando veo el compromiso, la determinación y la mente abierta de nuestra gente, resulta fácil entender que SEAT será mañana aún mejor. Afrontamos, más fuertes que nunca, una época de desafíos, pero también de grandes oportunidades. Estamos convencidos de que todos los cambios tecnológicos y, en la demanda, de la industria del automóvil suponen una magnífica ocasión para empezar una nueva era en una posición mejor. Nuestros cimientos son sólidos y nuestra actitud es la correcta. Con una facturación de 10.000 millones de euros y un beneficio neto después de impuestos de casi 300 millones, nuestra situación financiera atraviesa por su mejor momento. Unos resultados que hemos logrado gracias a unas ventas sin precedentes de 518.000 vehículos, un récord absoluto en los 68 años de historia de la empresa que evidencia la confianza de nuestros clientes y la competitividad de nuestros modelos. De hecho, nunca habíamos sido tan competitivos como lo somos hoy.

Con los exitosos lanzamientos del Ateca, el Ibiza, el Arona y el Tarraco, cerramos un primer ciclo de renovación de nuestra gama. Pronto iniciaremos una segunda fase, aún más emocionante, con la ambición de ser relevantes en materia de electrificación, conectividad y movilidad compartida.

SEAT nunca había sido tan competitiva como lo es hoy

No podemos olvidar que 2018 fue el año del nacimiento de la marca CUPRA. CUPRA representa una nueva dimensión de nuestra compañía, una oportunidad para conquistar nuevos clientes e introducir tecnologías más sofisticadas pero, sobre todo, una excelente noticia para los entusiastas de la automoción.

2018 resultó también un año clave para establecer la base de nuestra estrategia de globalización. SEAT sigue teniendo un gran potencial en Europa y el crecimiento de dos dígitos que hemos registrado en los últimos años es una clara prueba de ello. Al mismo tiempo, seguimos trabajando para aprovechar nuevas oportunidades fuera de Europa. Las historias de éxito de Argelia o México, por ejemplo, muestran el potencial internacional de nuestra marca. El año pasado asumimos el rol de liderar el desarrollo del Grupo Volkswagen en el Norte de África. La construcción y crecimiento de la planta de producción de Relizane representa un exitoso punto de partida. Pero nuestra ambición va más allá de este proyecto: queremos asegurar el liderazgo del Grupo Volkswagen en toda la región, una región con un gran potencial para nuestras marcas.

Sin olvidarnos de China, por supuesto. Hoy en día, no podemos hablar de globalización sin contemplar la presencia en el mercado más grande del mundo. En este sentido, nuestra colaboración con JAC supone un punto de inflexión. China establecerá las tendencias en el sector de la automoción. Poder competir en este terreno significa poder participar en el futuro de la movilidad. Tan simple como esto.

Poder competir en China significa poder participar en el futuro de la movilidad

Allí donde estemos, nos esforzaremos para que las ciudades sean más limpias y más seguras, y la movilidad más accesible. Profundizaremos nuestros conocimientos en la tecnología de baterías, en nuevos combustibles para motores de combustión, en conectividad 5G, en funcionalidades de conducción autónoma y en la integración de nuestros productos en plataformas de movilidad. Tenemos el privilegio de formar parte de uno de los mayores grupos automovilísticos del mundo: Volkswagen. Esto nos coloca en una posición sólida frente a muchos de nuestros competidores directos.

Para ser competitivos en los próximos 10 años deberemos colaborar con otros sectores y rediseñar nuestro modelo de negocio y la cadena de suministro. En los últimos meses, hemos interactuado con actores globales y startups para crear un ecosistema abierto y fluido, especialmente en España. Con Telefónica, por ejemplo, realizamos la primera prueba en Europa de un automóvil conectado a través de una red 5G, con casos de uso reales. También estamos compartiendo innovación entre sectores con actores clave como Google, IBM, CaixaBank y Naturgy para encontrar sinergias y evitar invertir dos veces en el mismo ámbito. 

Al mismo tiempo, también hay que reconocer el beneficio de colaborar directamente con startups y aprovechar su agilidad, creatividad y dinamismo. Así nace Start4Big, una gran plataforma de innovación abierta que incluye a compañías líderes en España y a las mejores empresas nacionales e internacionales para invitar a encontrar soluciones a desafíos comunes.

Estamos convencidos de que los vehículos se convertirán en la segunda plataforma conectada más grande después de la telefonía móvil y que podremos integrarlos en un rico ecosistema. Esta transformación nos obliga a innovar y a no limitarnos a nuestro oficio de fabricante de automóviles, sino ampliar nuestra cadena de valor hacia nuevos servicios de movilidad, plataformas y negocios basados en datos.

SEAT liderará el desarrollo de la estrategia de micromovilidad del Grupo Volkswagen. Nos encontramos en un entorno metropolitano y Barcelona no es solo la capital europea de la movilidad urbana, la capital mundial del móvil y uno de los cinco principales centros de innovación de Europa, sino que además cuenta con una larga tradición en el sector de las dos ruedas. Es por tanto un lugar perfecto para impulsar ideas y experimentar con nuevas soluciones.

Creemos que una gran empresa es aquella que, además de obtener buenos resultados y desarrollar buenos productos, contribuye al progreso y comparte prosperidad con el entorno. Esta es la ambición que tenemos como principal grupo industrial de España: merecer, año tras año, estar en la liga de las grandes empresas.