El 124 grupo 4, el 1430 y el 127 terminan la dura carrera en perfecto estado

SEAT en el Rallye Monte-Carlo Histórico: final feliz

Martorell,  12 febrero 2018

  • En su segundo Monte-Carlo Histórico, SEAT Coches Históricos ha dejado el pabellón bien alto llevando los tres coches hasta la meta
  • Tras completar más de tres mil kilómetros de recorrido, los ganadores recogieron sus trofeos en la gala ofrecida por el Automóvil Club de Mónaco

Salvador Cañellas y SEAT estuvieron siempre entre los grandes protagonistas de la carrera, pero en una prueba internacional de tanto prestigio, ese protagonismo fue compartido con pilotos de la talla de Michel Decremer, ganador de la pasada edición del Rallye Monte-Carlo, o Guy Frequelin, tercero en el rally en su edición de 1978 y subcampeón del mundo de Rallyes. Otros de los protagonistas del evento fueron Daniel Elena, copiloto de Sebastien Loeb y por tanto nueve veces campeón del mundo de rallyes, o Bruno Saby ganador del Dakar en 1993 y un apasionado del Rallye Monte-Carlo.

Puertas adentro
Entre el 31 de enero y el 7 de febrero, fechas en las que tuvo lugar el XXI Rally Monte-Carlo Histórico, hay muchas horas de recorrido, muchas horas de volante, esfuerzo y dedicación, y unas cuantas anécdotas.

/       Salvador Cañellas-Daniel Ferrater, SEAT 124 Gr.4
Con más de setenta años cada uno, lo más destacable es el excelente estado de forma de Cañellas, que si no fuera por alguna que otra cana, seguiría pareciendo el mismo que empezó en las carreras de motos hace más de cincuenta años. La primera jornada de enlace entre Barcelona y Bourgoin-Jallieu, con 1.150 km y más de catorce horas de conducción ininterrumpida, fue terrible por el esfuerzo y por tener que salir a los dos primeros tramos casi sin dormir. Tras el esfuerzo inicial, el equipo funcionó a la perfección, y cuando se trataba de imprimir un ritmo más elevado sobre hielo o nieve, la destreza de unas manos como las de Cañellas fueron suficientes para imponer su calidad, pero luego llegaron los inevitables problemas. La caja de cambios cedió, y hubo pequeños problemas de tipo eléctrico. Daniel Ferrater se quedó sin luz de apoyo para leer las notas del rumbo por la noche, a lo que hubo que añadir algunos problemas en los sistemas de medición de las medias de velocidad. Todo ello hizo que el coche líder del equipo SEAT Coches Históricos sufriera algunas penalizaciones que le fueron llevando ligeramente por detrás de los cincuenta primeros clasificados, aunque el 124 Gr.4 acabó la durísima prueba en perfecto estado.

     

/       Joan Dalmau-Carles Jimenez, SEAT 1430 FU 1600
Joan Dalmau sacó un excelente partido al “FU”, un coche de serie en impecable estado y tan solo mejorado con unos frenos algo más eficaces que los originales y un imprescindible autoblocante como únicas “armas” para defenderse ante los virados tramos del Monte-Carlo. Todo ello, junto con su templanza y los consejos de su experto copiloto, Carles Jiménez, le sirvieron para llevar a meta al 1430 como el mejor SEAT de esta edición. Hubo un primer susto casi absurdo, cuando el comisario encargado de poner el sistema de medición para el control del rallye empujó con tanta fuerza la luna delantera que la movió… por lo que rápidamente los mecánicos, ante el pavor de piloto y copiloto, resolvieron el percance en segundos.

/       Manu Cortes-Eloi Alsina, SEAT 127 Gr.1
Pequeño y poco potente, pero muy ligero y muy ágil, así es el SEAT 127 Gr.1 elegido por Manu Cortes para competir en el Rallye Monte-Carlo Histórico. Mejorado en frenos y armado con un eficaz autoblocante, se inscribía entre los participantes de media de velocidad baja. Pero el periodista y piloto lo decía una y otra vez, “si la pista se complica, si el hielo y la nieve cubren todo el recorrido, el 127 es el mejor coche para ganar”. Muchos no le tomaron en serio, pero Cortés, perfectamente copilotado por Eloi Alsina, comenzó a ascender en la clasificación hasta situarse entre los veinte primeros a falta de dos etapas para el final del rallye. La mala suerte en forma de una piedra escondida en la nieve truncó sus opciones en la clasificación general.

El Rallye, como es tradicional, concluyó con la cena de gala ofrecida por el Automóvil Club de Mónaco a los pilotos, copilotos y tripulaciones, en total, más de mil personas se dieron cita en “la Salle aux Étoiles du Sporting de Monaco”, para la entrega de premios de la XXI° edición del Rallye Monte-Carlo Histórico. Los ganadores fueron Gianmaria Aghem y Diego Cumino, pilotando un Lancia Fulvia. Tras lo pertinentes discursos, todos comenzaron a trabajar en la XXII° edición del Rallye Monte-Carlo Histórico.

Clasificación Final del Rallye Monte-Carlo Histórico 2018

Posición

Piloto/Copiloto

Coche

Puntos

01

AGHEM Gianmaria
CUMINO Diego

LANCIA FULVIA COUPE 1200

1330

02

DELAPORTAS George
MOUSTAKAS Spyros

VOLKSWAGEN GOLF GTI

+170

03

POSTAWKA Stanislaw
POSTAWKA Andrzej

ZASTAVA 1100

+340

57

DALMAU PARERA Juan
JIMENEZ VALLS Carles

SEAT 1430

+3710

63

CANELLAS GUAL Salvador
FERRATER TORRAS Daniel

SEAT 124 ESPECIAL 1800

+4490

131

CORTES RODRIGUEZ Manuel
ALSINA DOT Eloi

SEAT 127

+20270

SEAT España Comunicación

Fernando Salvador 
Director de Comunicación
T / +34 91 427 86 40   
fernando.salvador@seat.es        

Pablo Cofán
Jefe de Prensa
T / +34 91 427 86 43
pablo.cofan@seat.es